• La fórmula de la cerveza

    Cebada, agua, lúpulo y levadura. Cuatro elementos, una fórmula ancestral y unos cuantos años de historia y embriaguez dan lugar a una de las bebidas alcohólicas más antiguas del planeta. Afortunadamente, el descubrimiento de la cerveza no fue fruto de un truco de magia ni de la intervención de ningún poder divino. Su obtención se basa en la reacción bioquímica llevada a cabo por un hongo.