• un cañón de agua para ahogar las libertades civiles británicas

    By on Jan. 21, 2014

    El al­cal­de de Lon­dres, Boris John­son, ha so­li­ci­ta­do re­cien­te­men­te un cañón de agua. Así pre­ten­de au­men­tar la po­ten­cia de fuego de la po­li­cía y aca­bar con las pro­tes­tas en las ca­lles cuan­do estas sur­jan. Los lon­di­nen­ses están ho­rro­ri­za­dos, pero lo más sor­pren­den­te es la ne­ga­ti­va de The­re­sa May, mi­nis­tra de in­te­rior, ante tal so­li­ci­tud.